ENVÍOS 24/48 HORAS A PENÍNSULA Y BALEARES | ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 60€
Protección y Prevención

¿Cómo aliviar el dolor de rodillas? La solución

¿Cómo aliviar el dolor de rodillas? La solución

Durante los casi tres meses que vivimos confinados, nuestro cuerpo cambió. Las personas estamos acostumbradas a movernos. Ya sea para ir al trabajo, ir a estudiar, comprar o simplemente dar un paseo. La obligación de quedarnos en nuestras casa hizo cambiar nuestros hábitos. Es por eso por lo que muchas personas decidieron ejercitarse en casa. 

ejercicio en casa

Toda esa gente acostumbrada a realizar ejercicio en la calle, practicar deportes colectivos o ir al gimnasio vieron como todo se detenía. A raíz de ello, muchos empezaron a practicar esas actividades en casa. Existen cientos de aplicaciones o vídeos en los que se explican rutinas de ejercicios. Todos ellos adaptados a nuestro hogar y condiciones. 

A estas personas más acostumbradas a realizar ejercicio habitualmente, se unió gente que no lo solía practicar. Vieron esos meses de parón el momento ideal para ello. Sin embargo, tanto a unos como a otros el no estar en continuo movimiento les afectó de una manera u otra. Ejercicios como las sentadillas o las flexiones, muy habituales en las rutinas, les provocó distintos dolores en partes tan delicadas como las rodillas. En este artículo os vamos a hablar de las diferentes maneras que tenéis de aliviar o curar esos dolores de rodillas tan molestos e incómodos. 

¿Por qué las sentadillas nos produce dolor de rodillas?

La mayoría de rutinas, que se han popularizado durante el pasado confinamiento, contienen ejercicios como las sentadillas. Este tipo de actividades son muy fáciles de hacer y se pueden practicar en nuestras casas sin ningún tipo de problema. No se necesita mucho espacio para realizarlas y no requieren ningún objeto. Además, las podemos practicar en casa sin preocuparnos por nuestros vecinos, ya que no haremos mucho ruido. 

Estos ejercicios son muy populares por su sencillez y porque suelen dar bastante resultado. Mucha gente ha contribuido en el mito de que solo haciendo sentadillas podemos adelgazar muy rápido de peso. La respuesta es que es solo un mito. Este tipo de ejercicios ayuda en la quema de calorías pero su principal función no es la de perder peso sino la de fortalecer nuestros glúteos y tren inferior. 

Las sentadillas se puede definir como un ejercicio básico de fortalecimiento muscular. Consiste en ponerse de pie, mantener los pies separados, la mirada al frente y agacharse. Para ello debemos doblar las piernas de una manera en la que los glúteos vayan hacia atrás y nuestra espalda ligeramente hacia delante. Con ello conseguiremos fortalecer nuestro tren inferior y nuestros glúteos. 

Para que estas sentadillas cumplan con su función debemos hacer un número de repeticiones. Depende de que ejercicios hagamos, el tiempo que tengamos o la intensidad que queramos tener, este número será mayor o menor. Cuantas más repeticiones, más calorías quemaremos. Cuantas más repeticiones, más pondremos nuestro cuerpo al límite. 

Tal y como hemos comentado, las sentadillas ejercitan sobre todo nuestro tren inferior. Para su correcta realización, ponemos a prueba nuestras piernas y su resistencia. Al bajar y subir constantemente, nuestras rodillas ejercen un papel fundamental en este ejercicio. Tenemos que ser conscientes que son la parte de nuestras piernas que más se expondrán y por lo tanto, la que más debemos de cuidar. 

dolor de rodillas

El dolor de rodillas ocasionado por las sentadillas puede ser por multitud de razones. Desde hacerlas mal hasta un número excesivo de repeticiones. El hacerlas mal es precisamente uno de los principales motivos por el que nos duelen las rodillas tras hacer este tipo de ejercicios. Esto ocurre cuando forzamos más la rodilla que la cadera. 

Al hacer las sentadillas de una forma incorrecta, forzamos nuestras rodillas de una manera muy desaconsejable. Esto es más común de lo que pensamos. Le pasa a mucha gente. Ocurre cuando las rodillas no van alineados al bajar en las sentadillas. Ya sea por falta de experiencia o porque no nos da para más, tendemos a doblar nuestras rodillas hacia dentro. Esto provoca que las rodillas se lleven todo el peso y por tanto, se van debilitando repetición tras repetición. 

También debemos ser conscientes de nuestras limitaciones. No es lo mismo llevar una semana haciendo sentadillas que un mes. Poniéndonos en el caso de que realizamos las sentadillas correctamente, debemos adaptar este tipo de ejercicios a nuestro cuerpo. Siendo conscientes del tiempo y el grado de exigencia que tenemos, realizaremos más o menos repeticiones. 

Este dolor de rodillas condiciona tanto nuestra actividad física como nuestro día a día. Lo primero de todo es aprender a corregir ese hábito. Una vez lo consigamos, es posible que nuestro dolor de rodilla siga ahí. Existen numerosas formas de solucionar o aliviar ese dolor de rodilla tan moelsto. 

¿Cómo podemos solucionar el dolor de rodillas?

Por suerte, existen numerosos productos que nos pueden aliviar e incluso curar estos molestos dolores de rodilla. Al ser un tipo de dolencia tan común, contaremos con multitud de opciones para solucionarlas. Todas al alcance de la mano y aptas para cualquier persona. Sea deportista o no. 

La primera opción que podéis utilizar para aliviar ese dolor de rodilla es una simple crema. Esta lo que va a hacer es aliviar el dolor, no curarlo. Si que acelera ese proceso de curación, pero su principal objetivo es calmar. Su uso es muy sencillo y solo deberemos masajear la zona que nos duela con la crema. Sin apretar muy fuerte, esta crema quedará esparcida por la zona y conseguirá aliviar el dolor de rodilla. 

Otra opción muy similar a la de la crema es aliviar el dolor con bolsas de frio. Estas bolsas contienen un gel flexible que sirven tanto para tratamientos de calor como de frío. En nuestro caso queremos que ese tratamiento sea de frio. Por lo tanto, antes de utilizarla la meteremos o bien en el congelador o bien en agua muy fría. 

Una vez tengamos la bolsa fría, la aplicaremos sobre nuestra rodilla. Actuando como si fuera un proceso de crioterapia, el frio calmará el dolor. Recordad que esta opción, al igual que la crema, calma el dolor de rodilla, no lo cura. 

La última opción que os traemos es la de la electroestimulación. Esta si curará vuestro dolor de rodillas. Para ello solo necesitaréis un producto apto para ello. Con este objeto si que os podemos asegurar que el dolor no solo se calmará, sino que desaparecerá para siempre. Estos aparatos no molestan, son muy fáciles de usar, son resistentes al agua y muy discretos. 

Para que funcionen correctamente y nos desaparezca ese dolor de rodilla, tenemos que asegurarnos de colocar los electródos correctamente. Por eso, os vamos a plantear dos situaciones y dependiendo de donde tengais el dolor, colocaréis los electródos de una manera u otra. 

Si el dolor es en la cara interna o externa de la rodilla, ponemos un electrodo justo encima de la zona donde nos duela y otro en la inserción del cuádriceps con la rodilla. Si el dolor es en la rótula debéis poner un electrodo justo donde empieza y el otro justo donde acaba. Nunca encima de la propia rótula. 

Como veis, su uso es muy sencillo y no os causará ningún problema. Solo debéis aseguraros de colocar bien los electrodos y seguir las instrucciones que os indica el producto. Conseguiréis curar ese dolor de rodilla y volver a hacer vuestras rutinas sin ningún tipo de impedimento. 

Os recordamos que todos estos productos los tenéis disponibles en nuestra página web. Si vosotros también sufrís de dolor de rodillas, registraros, obtened cupones de descuento y echad un vistazo a todas las opciones que os ofrecemos. 

Deja tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marcas
Carrito de la compra
No hay productos en el carrito!
Seguir Comprando
Lista de Deseos 0