ENVÍOS 24/48 HORAS A PENÍNSULA Y BALEARES | ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 60€

Rozaduras, Fricción, Ampollas y Sudor

Lo primero que debemos de conocer dentro de esta categoría es saber que es una rozadura y qué factores pueden provocar una de ellas. Como definición una rozadura es una herida superficial que se genera en la epidermis de la piel producida por el roce con algo, ya sea un tejido, nuestra piel o un objeto. Estas rozaduras pueden llegar a ser muy molestas incluso nos pueden detener en nuestras actividades del día a día y a la hora de practicar deporte.

Evitar crear estas rozaduras es algo muy importante sobre todo en ciertos deportes y aspectos diarios. En el deporte una de las premisas más importantes es que tu cuerpo esté en óptimas condiciones para poder realizar la práctica deportiva de la mejor forma posible, es por eso que la aparición de rozaduras o ampollas puede provocar que nuestro rendimiento sea peor de lo esperado. 

Las ampollas y las rozaduras en el ámbito del deporte suelen aparecer en aquellas disciplinas deportivas donde se repita muchas veces un movimiento en concreto, como puede ser en el running la zancada o en el ciclismo las pedaladas. 

Hay modalidades donde se corren largas distancias como pueden ser las ultratrails o largas etapas de ciclismo, en estas ocasiones las ampollas suelen aparecer y el finalizar esa competición puede llegar a ser durisimo no solo por la exigencia de la misma sino por las ampollas/heridas que pueden producir. 

¿Qué factores pueden provocar una rozadura o una ampolla?

Los factores que pueden provocar que aparezca una rozadura o una ampolla suelen ser los siguientes:

  • Fricción: Una constante fricción de los pies o las manos con algo ya sea el zapato o un palo puede llegar a producir una ampolla, puesto que esa presión que se produce daña la piel, generando una ampolla. La función que tiene es la de proteger la zona dañada para que la piel que se está regenerando aparezca de la forma más eficaz posible. Esta fricción o rozamiento es mayor cuando nos exponemos durante mucho tiempo a ello como puede ser una ruta de senderismo de ciclismo.
  • Quemaduras: En este caso las quemaduras tanto químicas (debido a algún producto) como las solares suelen producir pequeñas ampollas para que la piel dañada se regenere. 
  • Congelación: Este tipo de aparición de ampollas es poco común pero suele pasar en zonas de montaña y cuando se hace alpinismo sobre todo en época invernal. En un proceso de congelación aparecen ampollas para que el cuerpo sane la piel afectada.
  • Alergias: Existen algunos procesos alérgicos que debido a la reacción del cuerpo se producen ampollas.
  • Escaldaduras: Las ampollas se producen en este caso por poner en contacto la piel con algún líquido que esté a muy alta temperatura. 
Marcas
Carrito de la compra
No hay productos en el carrito!
Seguir Comprando
Lista de Deseos 0