ENVÍOS 24/48 HORAS A PENÍNSULA Y BALEARES | ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 60€
Fisioterapia Protección y Prevención

Ciática: aspectos generales y alivio del dolor

Ciática: aspectos generales y alivio del dolor

En este post te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la ciática (descripción, síntomas, causas, tratamiento y prevención) y cómo aliviar el dolor agudo causado por la misma.

ciática

¿Qué es la ciática?

La ciática es un término que se usa para describir el dolor en el recorrido del nervio ciático (espalda baja, glúteos y pierna) cuando las raíces nerviosas de la parte inferior de la columna se comprimen, irritan o inflaman, lo que ocurre, normalmente, debido a una hernia discal.

No se trata de una enfermedad como tal, sino un síntoma de afección médica subyacente.

El nervio ciático, por su parte, es el más largo y ancho del organismo humano, por lo que cualquier pellizco o irritación en el mismo son bastante comunes y dolorosos.

Este nervio comienza en la columna lumbosacra (parte inferior de la espalda), continúa por debajo de los glúteos y termina en los dedos de los pies, pasando por la parte posterior de los muslos, las rodillas, las pantorrillas, los tobillos y los pies.

¿Cuáles son los principales síntomas de la ciática?

El síntoma predominante de la ciática es el dolor agudo en la zona lumbar, glúteos y pierna (por lo general solo afecta a una parte del cuerpo), que varía entre leve e insoportable y empeora al toser, estornudar, agacharse, girar la columna vertebral o permanecer sentado un periodo de tiempo prolongado.

Otros síntomas de la ciática pueden ser:

  • Entumecimiento, adormecimiento o debilidad muscular en la pierna o el pie.
  • Quemazón u hormigueo en la pierna.
  • Dolor constante en una nalga o en la pierna.

¿Qué causas dan lugar a la ciática?

Las causas más comunes de la ciática son:

  • Hernias discales: son abombamientos del disco lumbar que provocan una irritación de las raíces del nervio ciático.
  • Espolones óseos: son protuberancias de los huesos en la vértebra que aplican presión a las raíces del nervio ciático.
  • Espondilolistesis: ocurre cuando una vértebra de la parte lumbar se desliza hacia delante sobre la vértebra inferior, lo que ocasiona que el nervio ciático se comprima.
  • Enfermedad degenerativa de los discos: la edad es un factor de riesgo en la ciática. Los discos de la columna vertebral se van desgastando con el tiempo, lo que puede provocar una fuga del líquido del disco e irritar el nervio ciático.
  • Estenosis espinal: es un estrechamiento del canal vertebral (por donde pasan la médula espinal y las raíces del nervio ciático) causado por la artritis, que comprime dichas raíces.
  • Síndrome piriforme: ocurre cuando el músculo piriforme, al estar demasiado tenso, irrita o pinza una de las raíces del nervio ciático.
  • Fractura de vértebras: si la parte de la vértebra que forma una articulación se rompe, el nervio ciático puede comprimirse dando lugar a la ciática.
  • Embarazo y obesidad: el aumento de peso puede dar lugar a cambios espinales que provoquen la ciática.
  • Diabetes: las personas con diabetes corren más riesgo de padecer lesiones en los nervios.
  • Tumor medular o infección: puede ocurrir, en casos raros y excepcionales, que un tumor medular o una infección en la espalada compriman una raíz del nervio ciático.

¿Cómo tratar la ciática? Tratamiento

Dependiendo de caso concreto de ciática, podemos diferenciar dos tipos de tratamientos: quirúrgicos y no quirúrgicos.

Tratamientos no quirúrgicos

Son aquellos que no requieren una intervención quirúrgica.

Cada caso de ciática es tratado con medidas diferentes según las necesidades de la persona que la padece:

  • Medicamentos y fármacos anti-inflamatorios y analgésicos.
  • Inyecciones epidurales de esteroides directamente en la zona afectada, que alivian el dolor a corto plazo.
  • Descomprensión espinal no quirúrgica.
  • Pérdida de peso, ya que reduce la presión sobre las raíces del nervio ciático.
  • Hacer deporte y ejercicios de estiramiento.
  • Calor y frío para aliviar el dolor, especialmente en la fase inicial.

En el catálogo de Cuidebur puedes encontrar bolsas de frío y calor como soluciones instantáneas (y, además, muy económicas) de alivio del dolor.

Por último, un tratamiento que ha resultado ser muy útil cuando se padece ciática, es la electroestimulación o terapia por micro corriente sobre las zonas afectadas para el eliminar el dolor evitando así la ingesta de medicamentos.

Por ello, nuestra recomendación es MCPatch, un dispositivo médico desarrollado para el alivio del dolor a través de micro corrientes:

Tratamiento quirúrgico

Es aquel que requiere de una cirugía para resolver el dolor de la ciática, pero solo se recomienda en los siguientes casos:

  • Dolores graves, agudos y que empeoran progresivamente.
  • Debilidad muscular grave.
  • Ineficacia de los tratamientos no quirúrgicos.

Para el resto de casos, el 90% de las veces la ciática se resuelve sin intervención y, en muchas ocasiones, por sí sola, desapareciendo las molestias en unos días.

¿Cómo prevenir la ciática?

Siempre se dice que es mejor prevenir que curar, y en el caso de la ciática no va a ser menos. A continuación, os dejamos una serie de consejos y medidas que pueden servir para prevenir este molesto problema:

  • Hacer ejercicio regularmente para mantener fuertes los músculos de la espalda, la columna y el abdomen y para conseguir una buena postura y alineación del cuerpo. La natación, el yoga y el Pilates pueden ser grandes aliados para mejorar la fuerza y la flexibilidad.
  • Controlar el peso para evitar que el sobrepeso sea una de las causas que provoquen la ciática.
  • Mantener una postura adecuada al realizar esfuerzos como levantar pesos, dejando que las piernas realicen el trabajo y manteniendo la espalda recta.
  • Mantener una postura adecuada al estar sentado. Lo ideal es elegir un asiento con un buen respaldo que proteja la zona lumbar y apoyabrazos y mantener las rodillas y la cadera alineadas.
  • Y, por supuesto, no dudar en consultar a un médico o fisioterapeuta ante cualquier síntoma o dolor.

Por último, te dejamos un vídeo sobre la ciática que te ayudará a entender mejor este concepto:

Deja tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marcas
Carrito de la compra
No hay productos en el carrito!
Seguir Comprando
Lista de Deseos 0